Ser guardia de seguridad privada es una responsabilidad de gran magnitud, ya que al proteger a personas, bienes o inmuebles se expone la vida propia. Esa es la razón por la cual un profesional de la seguridad privada debe tener la preparación adecuada, pero también y no menos importante, el equipo correcto.

Dentro del equipamiento profesional básico para guardia de seguridad debemos tener:

Calzado de seguridad : Debe tener suelas de hule antiderrapante y casquillos de acero para proteger la punta del pie.

Lámpara sorda: Además de proporcionar la iluminación adecuada en espacios oscuros, las lámparas sordas, en manos de un profesional de la seguridad son armas de protección personal sumamente efectivas.

Radio comunicador: De importancia vital para mantenerse comunicado con la central, estos equipos permiten generar una pronta respuesta en caso de emergencia, además de posibilitar realizar registros y reportes periódicos para hacer análisis de patrones no deseados en la rutina habitual del sitio a proteger.

Chaleco antibalas y pantalón con protección para arma blanca : Prendas que pueden significar la diferencia entre la vida y la muerte.